seguridad-pagina-web

¡Aprende cómo verificar la seguridad de una página web!

Comprar con tarjetas de crédito por Internet para muchos representa un riesgo muy alto por temor a la utilización que se le pueda dar a la información proporcionada. Actualmente los negocios se encuentran realizando su transformación digital y migrando a nuevas formas de comercializar sus productos, por lo que comprar con tarjeta de crédito se ha convertido en una necesidad. No sólo por la comodidad que esto brinda, sino también porque el efectivo se está dejando atrás y las nuevas formas de pago a través de Internet están cobrando mayor relevancia en el mundo.

Así, hoy en día podemos comprar casi todo sin tener que movernos de nuestro hogar o lugar de trabajo. Sin embargo, siempre queda la duda de que cuando compramos por Internet realmente las empresas no usen nuestros datos para cometer fraudes, clonar nuestra información o cualquier otro tipo de actividades ilícitas que se podrían realizar con sólo tener algunos datos sencillos de nuestra tarjeta, como el número y el código de seguridad.

¡Garantiza la seguridad de la página web con un certificado!

 

  • Contar con un certificado SSL marca la diferencia

Para ayudar a los usuarios a despejar estas dudas, los negocios deben tener en sus páginas web un procesador de pagos que, como PagoFlash, cuente con el certificado de seguridad SSL (Secure Socket Layer), el cual les brindará a los clientes la confianza para realizar pagos por esa vía, ya que sentirán la seguridad de que sus datos no quedarán registrados. Este certificado permite que la información que la persona da en la página sea encriptada para viajar a través de la red. Por otra parte, evita que el envío de la información sea interceptado previniendo que virus o terceros utilicen los datos brindados para otros fines.

Contar con un certificado SSL no sólo protege los datos de las tarjetas de crédito sino también los personales, contraseñas, datos de registro, etc. Si se tiene el certificado y de igual forma las contraseñas quedan fijas en los campos, puede ser porque navegadores como Google Chrome brindan la opción de guardar las contraseñas para entrar a la página con tan sólo un click. Por tanto, los visitantes deben estar atentos a esta posibilidad que le brinda su navegador para que no se generen inconvenientes con su información y que así sus datos puedan permanecer seguros.

 

  • Mientras más segura los usuarios vean la página, más compras harán

Además del certificado de seguridad, las páginas web deben contar con un certificado digital que permita verificar quiénes son los administradores de la página, de manera que el sitio no sea usurpado por terceros, es decir, que cuente con el mismo dominio web, pero que no sean los mismos administradores. Así, usualmente se pueden cometer estafas y grandes fraudes, sobre todo si esto sucede con plataformas de pago y bancos. Este certificado digital usualmente tiene validez por un año y permite que se conozcan todos los detalles acerca del propietario de la página. Las empresas que ofrecen estos certificados corroboran que todos los datos de los dueños de la web sean reales y que cumplan con todas las regulaciones que el tema implica. Las páginas que cuenten con este certificado adicional, brindan una mayor seguridad al usuario, lo cual ayuda a impulsar más compras por la confianza que siente.

Estos certificados, en su mayoría, son proporcionados por Symantec que es una autoridad electrónica de renombre que firma las páginas web. De manera que, básicamente, se trata de firmas digitales que podemos encontrar en la parte inferior del sitio web con el logo de la empresa que las proporciona. Por otro lado, es importante destacar que Symantec posee diferentes tipos de certificados dependiendo del grado de protección que den a la página y los montos de garantía que varían dependiendo del plan escogido. Por lo tanto, los certificados más recomendados son los denominados Extended Validation o EV, ya que son los que proveen mayores beneficios y seguridad.

PagoTip: Es recomendable contratar los servicios de ésta empresa ya que cuenta con un 35% de aceptación de los usuarios de Internet, superando a todas las demás compañías dedicadas a ofrecer estos servicios.

 

  • Verificar la URL dará más confianza aún

Otra forma de proteger a los usuarios, para que estén seguros de que la página a la que confían su información no los va a defraudar, es confirmar que la dirección URL tenga la “s” en el inicio: https://, ya que la “s” provee un protocolo seguro que también los ayudará a confiar en la página web para proporcionar sus datos.

 

Tomando en cuenta estos aspectos, comprar por Internet así como registrarse en diferentes sitios web debe ser una experiencia segura y confiable para los usuarios, ya que la seguridad debe ser garantizada por los negocios en la red.

 

Por: Bárbara Zambrano

Opina respecto a este artículo: